Por qué la identidad es el problema central del futuro de Internet

Si elimina las agendas y la hipérbole en competencia, hay una división en la forma en que los diferentes gobiernos y empresas ven Internet. Algunos lo ven como un lugar esencial para la libertad de expresión que ha permitido a personas y empresas de todo el mundo comunicarse y compartir información como nunca antes. El problema para los reguladores es que esta libertad pone demasiado poder en manos de un pequeño grupo de empresas, lo que ha provocado abusos importantes tanto de personas como de países.

La solución ofrecida por algunas autoridades que quieren luchar contra el control de las empresas de Internet mientras protegen la libertad de expresión y la privacidad, es una regulación como la Ley Europea de Mercados Digitales (DMA). En los EE. UU., El debate se centra en la sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones.

El enfoque alternativo adoptado por gobiernos más autoritarios es exigir un control total sobre el acceso a Internet. Estos regímenes tienen la capacidad de monitorear a sus ciudadanos en todos los aspectos de sus vidas, lo que lleva a abusos de poder bien documentados y restricciones a la libertad de expresión. Sin embargo, sí significa que estas autoridades, no Google y Facebook, tienen el control final.

También están presionando para obtener poderes aún mayores a través de procesos como la localización de datos, que les permitirá identificar con precisión el contenido y las personas que no les gustan.

Las consecuencias para la libertad de expresión son obvias. Un informe de Freedom House el año pasado dejó muy clara la amenaza potencial cuando dijo: “El renovado interés en la localización de datos plantea un mayor riesgo para la privacidad de los usuarios y otros derechos fundamentales. Esto es particularmente preocupante ya que algunos de los requisitos de localización de datos más estrictos se pueden encontrar en países con registros de derechos humanos deficientes y entornos de información restrictivos “.

Más contenido para leer:  Los gigantes tecnológicos se comprometen con el plan de acción de seguridad cibernética de Biden

¿Quién tiene derecho a controlar nuestra identidad en Internet?

Básicamente, este debate se reduce a la identidad. ¿A quién pertenece? ¿Quién tiene derecho a acceder a él? ¿Quién tiene derecho a beneficiarse comercialmente de él?

Si no encontramos una solución viable a estas preguntas, nos enfrentamos a la perspectiva muy real de que Internet, tal como la conocemos, se convertirá en un mecanismo de control. Después de todo, si no podemos permitir que los datos fluyan por Internet, sin dejar de proteger la privacidad y las libertades, ¿para qué sirve?

Por supuesto, los gobiernos de países como Rusia y China podrían decir que su capacidad para controlar Internet, incluso literalmente apagarlo, protege a sus ciudadanos de la desinformación generalizada que afecta a Internet en general en la actualidad. Sin embargo, como explicó Freedom House, este modelo permite controles que son una amenaza real para el futuro de la libertad de expresión.

Si, por otro lado, nos quedamos con la versión de Internet operada por empresas como Google, Facebook y Twitter, nos estamos exponiendo igualmente a otro tipo de Internet centralizado en el que no necesariamente tenemos el control de nuestros datos o, más importante aún, nuestra identidad. De hecho, si usamos Facebook, se nos otorga una identidad que se nos quita cuando dejamos el servicio.

Identidad descentralizada: la tercera vía

Creo que hay una tercera vía. La noción de identidad autónoma o descentralizada surgió poco después de bitcoin, cuando los usuarios comenzaron a usar blockchain. Hoy, permite a los usuarios crear y administrar sus propias identidades. Las organizaciones pueden emitir credenciales verificables para una identidad, lo que permite a las personas mostrar a las autoridades o verificadores solo los atributos que necesitan ver para verificar su identidad o probar alguna otra información sobre sí mismos.

Por ejemplo, si está solicitando un trabajo, la empresa contratante podría usar un proceso similar para verificar criptográficamente si tiene una calificación de una universidad en particular. Una investigación de la Asociación Estadounidense de Registradores Colegiados y Oficiales de Admisiones dice: “Un poco más de un tercio de aquellos que pensaron que el uso de credenciales verificables de blockchain en la educación superior podría ser impactante, pensaron que podría haber una mayor confianza en las credenciales”.

De hecho, las tecnologías de identidad se pueden mejorar aún más con la adición de características que respeten la privacidad, como credenciales anónimas. En estos esquemas, el titular podría revelar solo una información específica solicitada por el verificador. Continuando con el ejemplo de la universidad, esto podría hacer que el usuario solo revele sus resultados en un módulo específico de su título o la calificación final, en lugar de tener que entrar en detalles sobre a qué universidad asistió y cuándo.

En resumen, las credenciales anónimas le dan al titular el control de lo que quieren revelar y a quién. En un momento en el que se pone mayor énfasis en la igualdad de oportunidades, solo poder juzgar a los candidatos por los logros académicos relevantes, en lugar de a qué escuela o universidad asistieron o qué edad tienen, tiene el potencial de apoyar los procesos de reclutamiento ciego.

Formas innovadoras de completar transacciones

Lo cierto es que las organizaciones están cada vez más dispuestas a explorar formas innovadoras de completar transacciones. Las credenciales verificables brindan a las organizaciones confianza en con quién están realizando transacciones, al mismo tiempo que permiten a las personas tener más control sobre sus identidades. En una prueba piloto que estamos ejecutando con una empresa de capacitación australiana, está utilizando un sistema de acreditación para reemplazar un sistema de copia impresa en papel.

Verificar las credenciales de una persona mediante un sistema en papel requiere mucho tiempo y es costoso porque los detalles a menudo deben ser verificados manualmente con el emisor por teléfono o correo electrónico, un proceso que a veces puede llevar varios días.

Por el contrario, la identidad descentralizada permite a la empresa completar el proceso en cuestión de segundos. También puede emitir credenciales a personas y estas credenciales se almacenan en su billetera virtual, similar a las que se usan con criptomonedas como bitcoin, y las personas tienen el control de ellas.

Pasaportes de vacunación Covid

En otro proyecto, la empresa Xertify de San Francisco está trabajando con el gobierno mexicano en un piloto para la emisión de pasaportes de vacunación Covid a sus ciudadanos. Estas credenciales permitirán a los verificadores de terceros confirmar el estado de vacunación del titular.

Si bien no sugiero que la identidad descentralizada resolverá todos los desafíos que enfrenta Internet, creo que estamos entrando en una nueva fase en la que las soluciones de identidad de próxima generación basadas en blockchain están madurando rápidamente. Al mismo tiempo, el entendimiento entre las organizaciones comerciales y del sector público está creciendo y las interfaces de programación de aplicaciones (API) están disponibles para integrar estas tecnologías de identidad sin requerir habilidades altamente especializadas.

Ahora es fundamental que todos alentemos a quienes están en posiciones de autoridad a evaluar y adoptar estas tecnologías descentralizadas como una alternativa al debate tradicional de “esto o lo otro” que parece ser el pilar de las discusiones sobre el futuro de Internet. La identidad descentralizada forma parte de una serie de nuevas tecnologías que devolverán el control a los usuarios y, al mismo tiempo, darán a las empresas comerciales mucha más confianza en las transacciones en Internet.

Hay mucho para ser positivo sobre el futuro de Internet.

Nick Lambert es CEO de Dock, que está desarrollando una plataforma diseñada para proporcionar una solución para que las organizaciones administren credenciales utilizando tecnología blockchain.

Nuestro objetivo fué el mismo desde 2004, unir personas y ayudarlas en sus acciones online, siempre gratis, eficiente y sobre todo fácil!

¿Donde estamos?

Mendoza, Argentina

Nuestras Redes Sociales