Los grupos de campaña afirman que la policía ha pasado por alto al Parlamento con planes para tecnología de reconocimiento facial en vivo

Los grupos de la sociedad civil han pedido la prohibición del uso de la tecnología de reconocimiento facial en vivo (LFR) en medio de afirmaciones de que el gobierno y la policía están introduciendo medidas de vigilancia intrusivas sin escrutinio parlamentario.

Treinta grupos de la sociedad civil, incluidos Privacy International, Big Brother Watch y Liberty, han escrito una carta abierta pidiendo que se suspendan los planes para implementar la tecnología LFR por parte de la policía y el sector privado.

La policía y el Ministerio del Interior han “pasado por alto” al Parlamento sobre sus planes de implementar tecnología LFR, lo que podría tener un efecto paralizador no solo en la privacidad, sino en derechos más amplios, incluido el derecho a reunirse en público, según la carta.

“Nos preocupa que la tecnología LFR pueda usarse en una amplia gama de reuniones públicas, como eventos deportivos, conciertos de música y protestas, amenazando los derechos protegidos”, dijo.

Los grupos dijeron que un despliegue más amplio de la tecnología LFR podría exacerbar las prácticas policiales desproporcionadas hacia las comunidades minoritarias.

La carta sigue a una consulta pública realizada por la Facultad de Policía en mayo de 2020 para desarrollar pautas de práctica profesional autorizada (APP) sobre cómo la policía de Inglaterra y Gales utiliza la tecnología de reconocimiento facial en vivo.

El comisionado de cámaras de vigilancia ha publicado por separado un borrador de actualizaciones propuestas para el Código de prácticas de cámaras de vigilancia, que fueron criticadas la semana pasada por su falta de una guía detallada sobre el reconocimiento facial en vivo.

Más contenido para leer:  Microsoft corrige siete errores críticos en Light Patch Tuesday

Los grupos de la sociedad civil afirman que la policía, el gobierno y la policía no han abordado adecuadamente los derechos de privacidad y protección de datos de las personas sujetas a vigilancia.

Las pautas del comisionado pretenden rectificar los problemas identificados por el Tribunal de Apelación en 2020 cuando descubrió que el uso de tecnología automatizada de reconocimiento facial por parte de la Policía de Gales del Sur era ilegal, afirmaron.

El caso, presentado por Liberty en nombre del residente de Cardiff Ed Bridges, concluyó que el uso de la tecnología por parte de la Policía de Gales del Sur “no estaba de acuerdo” con sus derechos bajo el Artículo 8 de la Ley de Derechos Humanos.

El Tribunal de Apelación determinó que la fuerza policial no realizó una evaluación de impacto de protección de datos adecuada y no cumplió con su Deber de Igualdad del Sector Público (PSED) de considerar cómo sus políticas y prácticas podrían ser discriminatorias.

Los grupos de la sociedad civil afirman que la aplicación propuesta del Colegio de Policía, que tiene unas 40 páginas, incumple muchos de los problemas del juicio de Bridges que llevaron al tribunal a encontrar que el uso de tecnología de reconocimiento facial en vivo violaba los derechos de privacidad, datos. leyes de protección y leyes de igualdad.

“Cualquier reclamo de que la APP implementa la decisión en Bridges fracasa no solo en sus propios términos, sino al afianzar profundamente los problemas que el tribunal consideró que el uso de la tecnología LFR por parte de la Policía de Gales del Sur era ilegal en primer lugar”, dijo.

Más contenido para leer:  Openreach y Nokia prueban 25G PON de fibra completa

Las pautas, dijeron los grupos, no excluyen el uso de LFT con fines de recopilación de inteligencia, lo que, según el tribunal, era una “discreción increíblemente amplia”.

A los grupos también les preocupa que las directrices permitan a las fuerzas policiales utilizar fotos obtenidas de las redes sociales y de terceros para identificar a las personas. Se pueden agregar amplias categorías de personas, incluidas víctimas y testigos de delitos, a las listas de vigilancia policial.

Escrutinio parlamentario

Los grupos dijeron que el Parlamento debería tener la oportunidad de analizar el uso de la tecnología LFR en lo que equivale a un “cambio significativo” en la vigilancia, y agregaron que la tecnología “altera fundamentalmente la relación y el equilibrio de poder entre los ciudadanos y el estado”.

En 2019, los parlamentarios del Comité de Ciencia y Tecnología de la Cámara de los Comunes pidieron que se suspendiera el uso policial de la tecnología LFR hasta que se desarrollara un marco legislativo para la tecnología.

Las pautas del comisionado de vigilancia propuesto exigían que las oficinas principales de la policía publicaran las categorías de personas que podrían incluirse en una lista de vigilancia para LFR y los criterios para decidir dónde y cuándo implementar la tecnología. Requieren que todos los datos biométricos recopilados que no produzcan una alerta en la lista de vigilancia se eliminen instantáneamente.

Las fuerzas policiales también deben tener en cuenta el PSED tomando en cuenta cualquier efecto adverso potencial que el reconocimiento facial en vivo pueda tener en los miembros de los grupos protegidos. También requieren un proceso de autorización para las implementaciones de LFR.

El comisionado de vigilancia está consultando sobre las directrices hasta el 8 de septiembre.

El College of Policing planea publicar una guía nacional a finales de este año sobre el uso de la tecnología LFR para las fuerzas policiales en Inglaterra y Gales.

“Nuestro borrador de la guía nacional tiene como objetivo garantizar que las fuerzas estén adoptando un enfoque coherente cuando se trata del uso abierto de esta tecnología, asegurando que sea necesaria y proporcionada y que se utilice dentro de un marco legal y ético claro”, dijo un portavoz de la Facultad de Vigilancia.

“También queremos tranquilizar a los miembros del público sobre cómo la policía utilizará esta tecnología y las salvaguardias, políticas y acuerdos de gobernanza que la policía debe tener”.

Las pautas del comisionado de vigilancia tienen un párrafo sobre LFR. El borrador del documento de consulta publicado por el Royal College of Policing es más extenso y tiene 40 páginas.

Nuestro objetivo fué el mismo desde 2004, unir personas y ayudarlas en sus acciones online, siempre gratis, eficiente y sobre todo fácil!

¿Donde estamos?

Mendoza, Argentina

Nuestras Redes Sociales