Redes 5G y avances biométricos: navegando oportunidades y riesgos

El lanzamiento de las redes 5G ha abierto un nuevo capítulo en cómo nos conectamos. Esta tecnología, conocida por sus velocidades increíblemente rápidas y su retraso casi inexistente, ya está cambiando la forma en que usamos nuestros dispositivos y accedemos a Internet, y un área donde las capacidades de 5G están teniendo un gran impacto es la autenticación biométrica.

Las empresas están adoptando rápidamente 5G para introducir funciones de seguridad avanzadas, como el reconocimiento facial que puede detectar personas en grupos grandes o el monitoreo de los latidos del corazón para una verificación continua del usuario. Sin embargo, si bien estas tecnologías mejoran la seguridad y la facilidad de uso, también plantean serias preocupaciones sobre cómo se recopila y cómo se puede utilizar indebidamente la información biométrica sensible.

Este artículo analiza cómo estas tecnologías pueden cambiar la forma en que vivimos, además de algunos de los desafíos que plantean.

5G y la evolución de las tecnologías biométricas

La tecnología 5G es una nueva generación de tecnología inalámbrica que mejora las capacidades de los sistemas biométricos. Esto permite métodos más seguros y eficientes para identificar y autenticar individuos a través de características biológicas únicas.

La biometría se basa en mediciones fisiológicas y de comportamiento. La biometría fisiológica incluye huellas dactilares, reconocimiento facial, latidos del corazón, escaneos del iris y ADN. La biometría del comportamiento incluye reconocimiento de voz, dinámica de firmas y dinámica de pulsaciones de teclas.

La integración del 5G en las tecnologías biométricas mejora su rendimiento de varias maneras. En primer lugar, la mayor velocidad y la reducción de la latencia de las redes 5G permiten el procesamiento en tiempo real de datos biométricos, lo que permite la autenticación e identificación inmediatas. Esto es crucial en escenarios que requieren una verificación rápida, como sistemas de control de acceso o controles de seguridad fronteriza, así como cualquier esfuerzo para utilizar principios mínimos viables en la gobernanza de datos, especialmente cuando se garantiza que todos los puntos de datos sean sensibles al contexto.

Además, el ancho de banda mejorado de 5G admite la transmisión de datos biométricos de alta resolución, mejorando la precisión de los sistemas biométricos. Por ejemplo, se pueden procesar imágenes de mayor calidad para sistemas de reconocimiento facial o datos de voz más detallados para sistemas de reconocimiento de voz, reduciendo las posibilidades de falsos rechazos o aceptaciones.

Si bien algunas personas creen que un generador de códigos QR es suficiente en estos escenarios, también hay evangelistas biométricos que ven los beneficios como mayores que la suma de los riesgos.

Además, la capacidad de 5G para conectar una gran cantidad de dispositivos simultáneamente respalda la implementación de sistemas biométricos en una gama más amplia de aplicaciones y entornos. Esto es particularmente beneficioso para las ciudades inteligentes y las aplicaciones de Internet de las cosas (IoT), donde los sistemas biométricos se pueden utilizar para una variedad de propósitos, desde mejorar la seguridad pública hasta brindar servicios personalizados.

Más contenido para leer:  Ferrari rechaza petición de rescate tras ciberataque

Posibles aplicaciones y casos de uso.

El potencial transformador de 5G en estos dominios es sustancial y promete no solo mejorar los servicios actuales, sino también introducir nuevas capacidades y aplicaciones que antes no eran factibles.

A medida que las redes 5G continúen implementándose a nivel mundial, podemos esperar ver avances significativos en estas áreas. Esto impulsará la innovación y mejorará la calidad de los servicios y la vida de las personas y comunidades de todo el mundo.

Dicho esto, a continuación se detallan algunos de los usos reales de la biometría mejorada con las redes 5G.

Atención sanitaria y telemedicina

La integración de 5G en la atención sanitaria mejora la comunicación por vídeo para la telemedicina y la medicina remota. En otras palabras, esta tecnología permite realizar videoconferencias de alta definición sin demoras, facilitando una mejor atención al paciente a través de monitoreo remoto y telemedicina.

Es particularmente beneficioso en áreas con infraestructura sanitaria limitada, ya que incluso podría admitir cirugías asistidas por robótica junto con la transmisión de vídeo en directo.

El potencial de 5G en la atención sanitaria es enorme, y se prevé que el mercado alcanzará aproximadamente los 459.710 millones de dólares para 2030. Este crecimiento supondrá avances en las aplicaciones de consulta virtual y un aumento de los proveedores de atención sanitaria que aprovecharán la tecnología 5G para una mejor prestación de servicios.

Además, 5G mejorará la atención médica domiciliaria y la monitorización remota de pacientes, proporcionando conexiones sólidas y en tiempo real para los pacientes. Las empresas ya están desarrollando sistemas de atención a distancia a domicilio basados ​​en inteligencia artificial (IA) con equipos de soporte remoto que monitorean las actividades de las personas las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Esta tecnología, combinada con dispositivos portátiles como relojes inteligentes y monitores que transmiten datos vitales directamente a los proveedores de atención médica, hará que la atención al paciente sea más efectiva y personalizada.

Sin embargo, la atención sanitaria también es una de las industrias más afectadas por los delitos cibernéticos. Entonces, a medida que las empresas adoptan la tecnología, también necesitan encontrar las herramientas adecuadas, incluido el alojamiento compatible con HIPAA, para proteger los datos de los pacientes.

Más contenido para leer:  El gobierno del Reino Unido presenta un plan para impulsar la conectividad

Aplicación de la ley y seguridad

En materia de aplicación de la ley y seguridad, 5G puede mejorar las capacidades de vigilancia en tiempo real, mejorar los sistemas de comunicación y respaldar tecnologías avanzadas para la seguridad pública y la prevención del delito.

Las altas tasas de transmisión de datos y la latencia reducida facilitan una mejor gestión de las imágenes de videovigilancia y tiempos de respuesta más rápidos durante las emergencias.

Control de acceso y gestión de identidad.

5G también permite sistemas biométricos más sofisticados y seguros para el control de acceso y la gestión de identidad. Admite el despliegue de reconocimiento facial en tiempo real y otras tecnologías biométricas, garantizando un acceso seguro a edificios y áreas sensibles con un retraso mínimo.

Preocupaciones de privacidad y seguridad asociadas con la biometría

La integración de datos biométricos en sistemas de seguridad y diversas tecnologías ha planteado importantes preocupaciones sobre la privacidad y la seguridad.

Dadas estas preocupaciones, es crucial que las organizaciones consideren cuidadosamente las implicaciones del uso de datos biométricos. Los formuladores de políticas también deberían trabajar para lograr regulaciones integrales que protejan la privacidad y la seguridad individuales y al mismo tiempo permitan la innovación tecnológica.

Algunas de las preocupaciones clave se enumeran a continuación.

Riesgos de violaciones y uso indebido de datos biométricos

Los datos biométricos, al ser únicos e inmutables, plantean riesgos importantes si se ven comprometidos. A diferencia de las contraseñas, los identificadores biométricos no se pueden cambiar, lo que hace que su mal uso sea potencialmente irreparable. Ha habido casos en los que se utilizaron huellas dactilares falsificadas con una impresora 3D para desbloquear un teléfono inteligente en menos de 20 minutos, lo que pone de relieve la viabilidad de que dichos datos sean pirateados.

El uso de autenticación basada en dispositivos, donde los datos biométricos se almacenan y procesan localmente en el dispositivo del usuario en lugar de centralmente, puede reducir el riesgo de violaciones masivas de datos. Las empresas también son responsables de proteger los datos que hayan almacenado. Hay muchas cosas que pueden hacer, desde utilizar herramientas de prueba y mantenerse actualizados con las tendencias hasta navegar por la web oscura en busca de posibles filtraciones.

Potencial de violaciones de vigilancia y privacidad

La recopilación de datos biométricos, como el reconocimiento facial de las cámaras de seguridad, genera preocupación sobre violaciones de vigilancia y privacidad. La ubicuidad de las cámaras y la facilidad con la que se pueden capturar datos biométricos sin consentimiento explícito aumentan el potencial de violaciones de la privacidad.

Implementar políticas estrictas de recopilación de datos, garantizar que los datos se utilicen únicamente para el fin previsto y obtener el consentimiento claro del usuario puede ayudar a abordar estas inquietudes.

Más contenido para leer:  Construyendo la fuerza de trabajo cibernética que necesitamos

Falta de marcos y directrices regulatorios

Estados Unidos carece de una ley federal que regule la captura, el almacenamiento o el procesamiento de datos biométricos, por lo que la regulación queda en manos de los estados individuales. Este enfoque fragmentado puede generar inconsistencias y brechas en la protección contra el uso indebido de la información biométrica y, dado el dominio estadounidense de la industria tecnológica, este es un problema global.

Defender y adherirse a estándares y directrices emergentes en ausencia de regulación puede ayudar a las organizaciones a gestionar los datos biométricos de manera responsable.

Desafíos con el almacenamiento y la gestión de datos

Gestionar y almacenar de forma segura datos biométricos presenta desafíos importantes. Los datos son muy confidenciales y su almacenamiento debe ser seguro para evitar el acceso no autorizado. Sin embargo, sin pautas federales, los estándares varían ampliamente y el riesgo de incumplimiento persiste.

El empleo de cifrado para datos en reposo y en tránsito, junto con el uso de soluciones de almacenamiento seguras y resistentes, puede proteger los datos biométricos.

Consideraciones éticas

Las consideraciones éticas, incluida la necesidad de consentimiento y transparencia en la recopilación y el uso de datos biométricos, son fundamentales al combinar la biometría y el 5G.

Imagine un escenario más distópico: un proveedor de software tiene acceso a toda su información biométrica, que puede correlacionarse con su otra información personal, sabiendo así cuándo aumentar el precio y condenándolo a depender de un proveedor y extraer dinero de una manera particularmente turbia. .

Las organizaciones pueden abordar estos problemas siendo transparentes con los usuarios sobre las prácticas de recopilación de datos y brindándoles control sobre su información biométrica. Los usuarios deben ser informados sobre qué datos se recopilan, cómo se utilizan y quién tiene acceso a ellos para tomar decisiones informadas sobre su participación.

Lograr el equilibrio correcto

Los métodos de seguridad biométrica y 5G son muy poderosos, pero también plantean importantes problemas de privacidad y seguridad.

A medida que estas tecnologías se vuelven más comunes, debemos contar con reglas estrictas de protección de datos para mantener la información de las personas segura y privada. Diferentes grupos, como empresas de tecnología, gobiernos y expertos en seguridad, deben trabajar juntos.

Esto ayudará a garantizar que 5G y la biometría se desarrollen y utilicen de manera responsable. Deberíamos aprovechar los beneficios pero también abordar los riesgos para la privacidad y la ética. Con una planificación cuidadosa, podemos utilizar estas nuevas tecnologías y al mismo tiempo proteger los derechos de las personas.

Nuestro objetivo fué el mismo desde 2004, unir personas y ayudarlas en sus acciones online, siempre gratis, eficiente y sobre todo fácil!

¿Donde estamos?

Mendoza, Argentina

Nuestras Redes Sociales