¿Abrazando la Industria 4.0? No pase por alto el ERP en la nube

A medida que la cantidad de dispositivos conectados prolifera desde las oficinas hasta las fábricas, la Industria 4.0 representa la cuarta revolución en la fabricación y promete una era más conectada donde las tecnologías avanzadas impulsarán mayores eficiencias, innovación y crecimiento. Las estimaciones de McKinsey y el Foro Económico Mundial predicen que la cuarta revolución industrial puede generar hasta 3,7 billones de dólares en valor para la economía global para 2025, a través de nuevos productos y servicios.

Al pensar en cómo obtener una ventaja competitiva en esta era de fabricación inteligente, los líderes empresariales no pueden pasar por alto la importancia de un entorno de software como servicio (SaaS) basado en la nube. Además de las capacidades financieras, los principales sistemas ERP en la nube ofrecen un conjunto completo de capacidades que incluyen recursos humanos, adquisiciones, planificación de la cadena de suministro, logística y más.

La cuarta revolución industrial requiere software en la nube

A medida que la cuarta revolución industrial gane fuerza, las aplicaciones ERP y SaaS en la nube serán fundamentales para permitir flujos de trabajo más eficientes, particularmente en comparación con los sistemas locales tradicionales. Por ejemplo, las principales aplicaciones SaaS permiten a los líderes de fabricación tomar decisiones rápidas utilizando datos generados por máquinas y coordinar procesos de producción con objetivos comerciales más amplios.

Por otro lado, los sistemas locales que gestionan datos empresariales estructurados necesarios para las operaciones diarias carecen de la flexibilidad, la escalabilidad, la conectividad en tiempo real y la profundidad de conocimientos necesarios para la Industria 4.0.

Una conectividad mejorada requiere una seguridad de datos sólida

En una fábrica inteligente, innumerables sensores recopilan datos de las máquinas, vehículos y trabajadores de la instalación. El creciente número de dispositivos IoT conectados y los datos que fluyen entre ellos pueden crear una mayor superficie de ataque para incidentes cibernéticos. Esto plantea un riesgo importante, ya que un único punto vulnerable en la producción puede acabar exponiendo una planta o empresa entera a un posible ciberataque.

Más contenido para leer:  Nuevos planes para reducir la burocracia del despliegue de 5G y mejorar la conectividad de los teléfonos móviles

SaaS, como el ERP en la nube, puede ayudar a prevenir estos escenarios y respaldar la resiliencia cibernética con actualizaciones automatizadas para garantizar que las organizaciones estén ejecutando el software más reciente y brindando información sobre posibles vulnerabilidades. Un fabricante de automóviles, por ejemplo, puede consolidar los datos de los sensores de sus 20 fábricas regionales en una solución en la nube en lugar de en múltiples sistemas alojados localmente en el sitio, reduciendo la escala del riesgo cibernético individual.

Computación en la nube y escalabilidad

Muchos proyectos de fabricación inteligente se quedan estancados en la etapa piloto, principalmente porque sus sistemas de TI y datos clave están aislados en varias fábricas e instalaciones. El software empresarial basado en la nube ofrece una clara ventaja. Un SaaS bien diseñado basado en la nube puede abordar estos problemas proporcionando a las organizaciones un único conjunto de datos que pueden utilizarse en la gestión de los procesos de fabricación, la cadena de suministro, las finanzas y otras funciones.

Las principales aplicaciones empresariales en la nube pueden absorber los datos que fluyen desde máquinas, robots y otras herramientas en diversas instalaciones de producción y luego utilizarlos para informar y mejorar los procesos de fabricación. Este tipo de agilidad es particularmente valiosa en el contexto de la Industria 4.0, donde la capacidad de adaptarse rápidamente a las demandas cambiantes, integrar nuevas tecnologías y manejar diferentes cargas de trabajo es esencial para mantenerse por delante de la competencia.

Toma de decisiones en tiempo real y optimización del flujo de trabajo

Al seleccionar un proveedor líder de aplicaciones SaaS que haya integrado ERP en la nube y software de gestión de la cadena de suministro (SCM), los fabricantes pueden utilizar los conocimientos producidos por estos sistemas para tomar decisiones más estratégicas, lo que permite una mayor visibilidad y una mejor optimización del flujo de trabajo.

Más contenido para leer:  Las empresas del Reino Unido siguen luchando por permitir el trabajo híbrido

Por ejemplo, un gran fabricante mundial de automóviles que utiliza aplicaciones empresariales basadas en la nube para finanzas, gestión de almacenes y gestión de transporte tiene visibilidad de todo el recorrido del cliente, desde la realización de un pedido hasta la entrega del vehículo. Como resultado, los empleados pueden tomar decisiones más inteligentes al acceder fácilmente a información como reservas de transportistas, facturación y facturación sin siquiera tener que cerrar sesión en el software. En última instancia, el fabricante ahora tiene los datos y los conocimientos necesarios para garantizar excelentes experiencias de los clientes y descubrir áreas de mejora.

Abrazando el futuro de la fabricación

La primera Revolución Industrial fue impulsada por el vapor, y hoy la cuarta está impulsada por los datos. Sin embargo, es el ERP en la nube el que actúa como eje, conectando flujos críticos de datos desde dispositivos conectados y convirtiéndolos en información procesable en tiempo real para las organizaciones. La adaptabilidad, accesibilidad y resiliencia de las aplicaciones empresariales basadas en la nube las convierten en la base natural para cualquier organización que busque aprovechar los beneficios de la Industria 4.0.

Guy Armstrong, es vicepresidente senior responsable de aplicaciones en Oracle Reino Unido e Irlanda.

Nuestro objetivo fué el mismo desde 2004, unir personas y ayudarlas en sus acciones online, siempre gratis, eficiente y sobre todo fácil!

¿Donde estamos?

Mendoza, Argentina

Nuestras Redes Sociales